Skip to content

Hoy es hoy, ayer fue hoy y mañana será hoy: Crítica de Palm Springs

Nyles, un joven despreocupado, conoce en una boda en Palm Springs a Sarah, una de las damas de honor. Ambos descubren que se han quedado atrapados en un bucle, obligados a revivir una y otra vez el mismo día. ¿Qué pasaría si tuviéramos que repetir continuamente un día de nuestra vida con la misma persona?

Palm Springs, estrenada a finales de enero directamente en Movistar+ como consecuencia de la pandemia, es una de las sensaciones de la temporada: una agradable combinación de simpática comedia romántica y divertidos bucles temporales. Al ver la película es inevitable pensar en Atrapado en el tiempo, el magistral film de Harold Ramis (1993) en el que un periodista gruñón y antipático, interpretado admirablemente por Bill Murray, revivía infinitas veces el día del año que más le disgustaba. Desde aquella película, muchas son las historias que han narrado loops temporales (por ejemplo, las excelentes Triangle, Código Fuente, Al filo del mañana, la coreana Un día o la española Los cronocrímenes). Esta comedia norteamericana dirigida por el realizador Max Barbakow y escrita por Andy Siara entra en la lista de las buenas películas de este fantástico subgénero.

El film se apoya principalmente en un ingenioso guión y en las buenas interpretaciones de los actores, especialmente del dúo principal. Respecto al guión, a pesar de repetir la misma fórmula narrativa de Groundhog Day, presenta algún cambio significativo, como el hecho de ser varias las personas atrapadas en el bucle temporal, y encadena a buen ritmo irreverentes réplicas en sus frescos diálogos y chistes metareferenciales (“Es una de esas situaciones de bucle temporal infinito de las que quizás has escuchado”). Sin embargo, después de la buena presentación de los personajes y del conflicto, la trama va a menos, echa mano en algunos momentos de ocurrencias de trazo grueso y finaliza con un simple ‘deus ex quantica’.

Andy Samberg y Cristin Milioti en una escena de «Palm Springs» (Hulu).

En cuanto a las interpretaciones, Andy Samberg (Saturday Night Live, Brooklyn Nine-Nine) y Cristin Milioti (Cómo conocí a vuestra madre) están fantásticos en sus papeles: irradian encanto y desprenden una gran química entre ellos. Consiguen mantenernos interesados por sus personajes y hacer creíble sus (pequeños) arcos de transformación, que apuntan hacia la superación de la apatía mediante la responsabilidad personal y la empatía.

Nominada a dos Globos de Oro, incluyendo Mejor comedia, y vista recientemente en la pasada edición del Americana Film Fest, Palm Springs es una ingeniosa, divertida y accesible actualización de Atrapado en el tiempo para nuestra generación. Si queréis disfrutar de este desenfadado bucle, la tenéis disponible en Filmin y en Movistar+.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *